No era lo esperado con legalización de Marihuana en Canadá

Desde que fue legalizada la marihuana en Canadá, la teoría era eliminar por completo el narcotráfico de una vez utilizando este método, con la gran idea que la industria legal le quitaría el negocio a las gigantescas organizaciones ilegales que hoy existen, pero los narcos están ofreciendo dicho producto más barato que el gobierno, por lo tanto no se ha logrado el objetivo fundamental, ya que estas tienen que pasar por un proceso que garanticen la calidad del producto y también deben pagar sus impuestos al gobierno, por tal razón aumenta el costa de su distribución.

Las autoridades analizan varias hipótesis que puedan acabar con el objetivo principal, terminar con el narcotráfico de una vez por toda, Es importante destacar los esfuerzos realizados para combatir este flagelo en las calles y garantizar la seguridad ciudadana.

Canadá se ha convertido en el primer país industrializado y el segundo del mundo, tras Uruguay, en legalizar el consumo recreativo del cannabis, que será comercializado con un precio medio de unos 6,7 euros por gramo.

Este precio incluye dos impuestos: uno de 1 dólar canadiense por gramo o del 10 % del precio de venta final, dependiendo de cuál sea el más elevado; y el impuesto provincial de venta de cualquier producto que varía entre el 13 y el 15 %.

El mercado negro
En la actualidad, los impuestos especiales a la marihuana suponen un dólar extra por cada gramo. De esta cifra, un 25 % va a parar a las arcas federales y el resto, a las provinciales. Los impuestos a la marihuana legal están haciendo que muchos consumidores de cannabis sigan recurriendo a la compra de marihuana de fuentes no legalizadas.

Un recorrido por una bóveda de una importante empresa productora canadiense muestra cómo se apilan ordenadamente 500 millones de dólares en marihuana. Son las instalaciones de Tweed, en Ontario, donde antes de producía chocolate.

Leave a Reply